συνΎπαρξη

Δίκτυο Κοινωνικής Αλληλεγγύης και Ψυχολογικής Υποστήριξης

RED DE SOLIDARIDAD SOCIAL Y APOYO PSICOLÓGICO

Con motivo de lo que está sucediendo a nuestro alrededor y debido a lo que está sucediendo dentro de nosotros, un grupo de psiquiatras, psicólogos, consejeros de salud mental, expertos en ciencias sociales, artistas, etc., nos reunimos para compartir nuestros pensamientos y nuestras inquietudes. Surgió rápidamente la necesidad y la ilusión de trazar un camino común más allá y fuera de cualquier tipo de rol y discriminación. El intercambio de puntos de vista y sentimientos nos motivaron a crear una red de apoyo solidario para el servicio gratuito que ofrece apoyo emocional, información y empoderamiento para aquellos que carecen de no podrían acceder a ellos debido a la situación económica y social.

Uno de nuestros objetivos más vitales es la mitigación del aislamiento y del miedo que adormece e inmoviliza los corazones, haciéndolos incapaces de reaccionar ante los desafíos de la vida cotidiana. El espacio de la convivencia social requiere de personas íntegras, de otro modo se perderá en la oscuridad. Los límites se estrechan. Es necesario que cada persona tome las riendas de la situación y que la controle para siempre.

Invitamos a todas las personas que quieran compartir con nosotros pensamientos, sentimientos, dificultades, bloqueos o problemas psicológicos, en un clima de aceptación, libre de cualquier discriminación o sin mediar intercambio financiero alguno.

La simple necesidad de la expresión, de la desesperación, de la ansiedad y de la soledad de la vida cotidiana no son ni vergüenza ni enfermedad.  La soledad es algo con lo que todos nosotros estamos familiarizados.

Con toda la fuerza que tenemos, aspiramos a crear un lugar donde la psicoterapia individual y grupal, el asesoramiento, la información completa y el simple hecho de compartir se producirán con la naturalidad con la que el día sucede a la noche. Aspiramos a hacer posible una (co)existencia asegurando que fluya libremente y sin obstáculos – como corresponde. Como todos nosotros nos merecemos.